Causas y problemas de la contaminación del aceite

Lo peor que puede ocurrirle al aceite de tu vehículo es que se contamine. Cuando esto ocurre, el aceite pierde sus propiedades fundamentales y por lo tanto la vida del motor se reduce considerablemente. Los medios para que se contamine el aceite son principalmente cuatro:

 

1.- Tierra

El principal problema para la vida útil es la contaminación por tierra o polvo. Lamentablemente para quienes vivimos en Santiago, es una ciudad altamente contaminada y la cantidad de polvo en suspensión es altísimo.

Como sabemos, el motor funciona con una mezcla de aire y combustible. Para filtrar el aire se requiere un buen filtro de aire con la mayor restricción posible sin reducir el paso de aire, al punto de reducir la fuerza del motor. Es importante saber que cualquier partícula de tierra que entra al motor actuará como lija y lijará las camisas, levas, pistones, etc.

Esto es crítico en los autos de competición o preparados ya que lo que se busca es poder entregar la mayor cantidad de aire fresco al motor. Sin embargo, a menor restricción de la entrada de aire, mayor es la entrada de polvo y eso provocara un mayor desgaste.

El aire que ingresa con polvo pasa desde el filtro de aire a la cámara de combustión, luego introduciéndose entre la camisa y el pistón donde se mezcla con el aceite contaminándolo.

Muchas veces hemos sido testigos de mecánicos que “para ahorrar” soplan con un compresor los filtros de aire. Al observar esta operación, podemos ver la tierra, hojas y otros elementos empiezan a salir volando y pareciera ser que el filtro quedó limpio.

Esta limpieza más que cualquier cosa, lo único que logra es que los poros del papel se abran. Y esto hace que sea aún más fácil para la tierra y el polvo ingresar al motor.

Si consideramos que un motor debiese durar, por ejemplo, 300.000 kilómetros sin un ajuste, en un motor donde no se ha cambia el filtro y sólo se sopla, podemos esperar ajustes cuando el vehículo cumpla apenas 80.000 kilómetros.

Hemos visto algunos catálogos de autos más antiguos que recomiendan limpiar el filtro con aire a presión para remover el exceso de tierra acumulado. Si este es el caso, sólo debe hacerse utilizando un máximo de 15 psi a 20 psi de presión, limpiando desde adentro hacia afuera.

Sin embargo, y por los precios que hoy se manejan, es mucho más fácil hacer el reemplazo del filtro que estar limpiándolo.

El filtro de aire tiene la capacidad de almacenar mucha tierra antes de restringir el flujo de aire. Durante los primeros kilómetros de circulación normal no hay restricciones significativas. Una vez que se satura el filtro con tierra, la restricción sube rápidamente. Por lo tanto, el filtro de un vehículo utilizado solamente sobre camino pavimentado tendría mayor vida útil que el de un vehículo utilizado solamente en caminos de tierra.

La tierra también ingresa al aceite por otros medios: A veces entra tierra por la manguera de respiración del motor (muchas veces las mangueras con el tiempo y el calor se dañan y parten). Así el polvo se introduce dentro del motor y se mezcla con el aceite. Otra forma de contaminación por tierra o polvo se da en aceites que están ya contaminados antes de ingresar al motor. Por ejemplo, existen lubricentros que ponen aceite a granel a través de mangueras. Esas mangueras a veces quedan en el suelo y se llenan de tierra. Otras veces hemos visto mecánicos usar embudos muy sucios para colocar aceite.

 


Venta de aceite a granel

La excusa del mecánico cuando se habla de contaminación es que el filtro de aceite eliminará la tierra al pasar por allí. Esta explicación es una estupidez, ya que la tierra igual ingresará en el motor, causara daño antes de llegar al filtro de aceite y posiblemente el filtro no sea capaz de retener todo.

 

2.-Agua

El segundo contaminante que reduce la vida útil del motor es el agua. El daño causado al motor por el agua depende de varias condiciones de uso.

El agua es un producto residual de la combustión (muchas veces vemos salir vapor de agua del escape de nuestros vehículos en las mañanas, sobretodo cuando está frío).Por lo tanto, es algo que SIEMPRE estará presente en el motor de nuestros autos. El tema pasa por saber cuál es la forma de minimizar el problema.

Muchos de nosotros hemos escuchado en alguna oportunidad a personas, e incluso mecánicos, decir que es mejor sacar el termostato del auto, sobre todo en verano, para que éste ande “más frió”. El problema es que los motores actuales funcionan entre 85°C a 105°C (y otros incluso a más temperatura). Si retiramos el termostato, el motor operará efectivamente más frío (algunos incluso a no más de 60°C). El problema de esto (además de un mayor consumo de combustible) es que el agua que esté contenida por la combustión no se evaporará, como sería el caso el motor que si tiene su termostato instalado y que ha alcanzado su temperatura operacional.

Es el mismo caso para los motores que recorren distancias muy pequeñas (algunos catálogos de auto recomiendan que si las distancias recorridas son muy cortas, el intervalo de cambio aceite debe ser mas corto). Si por ejemplo una persona trabaja a unas 7 cuadras de su casa, al momento de encender al vehículo y llegar a destino, no se alcanzará la temperatura óptima de operación y el agua producto de la combustión no se evaporará.

¿Cuál es el problema?

Esa agua quedará en el aceite formando barro y ácido sulfúrico (debido a la mezcla con el azufre del combustible). Esto causará corrosión en todas las piezas de hierro. Por lo tanto si tenemos un problema con la temperatura, evitemos sacar el termostato y tratemos de solucionar el problema de raíz.

El agua también entra por otros medios. Muchas veces hemos visto personas que lavan a presión con agua fría el motor de su auto. Cuando no hay un buen sello entre la tapa de válvulas y la tapa para llenar el aceite, los sellos del tubo de respiración, el tubo de la varilla de medición del aceite u otra pieza, esa agua puede ingresar al motor. Esta agua también puede evaporarse cuando calienta el motor, pero al contrario del agua de combustión, ésta agua lleva sodio, fluor y otros minerales dañinos que son muy corrosivos con el motor.

 


Tipico lavado de motor sin ninguna precaución

El agua también llega al motor por el combustible. Cuando llega con el combustible normalmente viene de la condensación en el estanque de bencina. Esta agua es corrosiva y abrasiva para todo el sistema de combustible. Una vez que entra al motor se evaporará si el motor está con su termostato.

Existe otra forma de contaminación del aceite por agua. Y es el caso en que el agua refrigerante del motor se mezcla con el aceite. Ésta es la más grave de todas.

Si por ejemplo se rompe la empaquetadura de culata y empieza a pasar agua al motor, el aceite se tornará color café con leche claro. Se debe inmediatamente detener el funcionamiento del vehículo hasta reparar la falla. Generalmente es conveniente limpiar la mayor cantidad posible para remover todos los restos de agua con aceite. La “ventaja” de esto es que al menos puedes darte cuenta del problema y solucionarlo. Por eso quizás es muy grave cuando la cantidad de agua refrigerante que pasa al motor es poca o “no se ve”, porque el daño igual se produce pero no nos damos cuenta.

El agua refrigerante degrada el aceite, perdiendo este sus propiedades lubricantes. Muchos de los aditivos se pierden y causan oxidación del aceite. Otros hacen perder las propiedades antiespumantes. En fin, el daño es muy grande y debemos evitarlo a toda costa.

 

3.-Combustible

El combustible viene contaminado con varios elementos. En general, estos elementos pueden llegar al aceite y son muy dañinos (por ejemplo:: antiguamente algunas micros ponían un poco de kerosén al diesel para abaratar costos, lo que era muy perjudicial para el motor). Como comentamos anteriormente, el motor funciona con una mezcla de aire y combustible, los cuales entran en la cámara de combustión donde se “encienden” para generar energía. Si el combustible viene contaminado, esa contaminación puede pasar al aceite.

La tierra que viene en el combustible es controlable. Puede controlarse con un buen filtro de bencina y procurando hacer el cambio de éste cuando corresponda.

Siempre que sea posible debemos evitar el uso de bidones y mangueras para el llenado de bencina, ya que es muy fácil que estos se llenen de tierra. Cuando esto ocurre, lo primero que se dañará será la bomba de bencina, la cual lleva un pequeño prefiltro que se saturará de inmediato, por lo que posiblemente la bomba podría dañarse. Después se saturará el filtro de bencina. Al dañarse, éste permitirá el paso de la suciedad a los inyectores (tapándolos) y posiblemente hará que la suciedad llegue incluso a la cámara de combustión.

Otra forma de contaminación es cuando el combustible en exceso pasa al aceite. Muchos autos preparados deben necesariamente andar con una mezcla de aire/bencina más rica (más bencina que lo normal). El problema es que si esta mezcla es extremadamente rica, parte de la bencina pasará a través de la camisa produciéndose un fenómeno que se conoce como “lavado de cilindro” donde la cantidad de bencina es tal, que gran parte de la bencina que debía quemarse no lo hace y pasa al aceite donde se mezclan.

 

4.-Aceite

El aceite del motor muchas veces se contamina con otros aceites. A veces esto viene de usar el mismo recipiente de otros aceites, pero muchas veces es por desconocimiento del personal que rellena de aceite nuestro motor.

Muchos de nosotros, al pasar a una estación de servicio, el bombero nos pide revisar los niveles. Me ha pasado que casi siempre el bombero me ha dicho que tengo el nivel de aceite muy bajo. Al revisar yo mismo, me doy cuenta que el nivel está bien y que solo es una estrategia para poder vender. Sin embargo, en otras situaciones, el auto efectivamente puede necesitar rellenar (hay autos que consumen más aceites que otros).

La pregunta lógica que surge es: ¿Con qué aceite vas a rellenar?

Evita en lo posible usar aceites de relleno. Esto, porque muchos de ellos no vienen en la viscosidad que necesitas (algunos incluso son monogrado) y posiblemente entorpezcan el funcionamiento de los agentes detergentes del aceite original.

Royal Purple recomienda que si tienes un consumo de aceite exagerado, trata de arreglar ese problema antes. Si es necesario rellenar, trata de hacerlo con el mismo aceite que pusiste en principio.

 

A modo de conclusión:

Como mencionamos, los contaminantes del aceite son muy perjudiciales para el correcto funcionamiento del motor. Los aceites pierden sus propiedades fundamentales y por lo tanto debe evitarse que esto ocurra. Con sólo simples medidas podemos en gran parte cuidar el aceite que protege nuestro motor.

Es importante hacer ver las recomendaciones que nos hacen los fabricantes. Sustituir a tiempo los filtros de aire, aceite y bencina por el original o uno mejor. Evitar el uso de filtros de dudosa procedencia. También es siempre recomendable que tú revises tu auto. Es muy simple en las mañanas, 1 o 2 veces a la semana, comprobar el nivel de aceite y no esperar que otro lo haga.

Ahora, no se trata de ponerse paranoico y llegar al ridículo de por ejemplo limpiar la pistola de llenado de bencina para que no esté contaminada. Pero tampoco se trata, por ejemplo, de permitir que el aceite que nos ponen lo hagan con un embudo lleno de mugre sólo por la flojera de quien hace el cambio de aceite.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.